Saltar al contenido

Deportes de aventura, de riesgo o extremos

deportes de aventura y extremos

Los deportes de aventura son un tipo o conjunto de prácticas deportivas de riesgo, generalmente no competitivas, que se desarrollan en un entorno natural.

También son llamados deportes de riesgo o extremos. En realidad, buena parte de estos derivan de actividades deportivas clásicas. Su definición dice que bien sea de una manera organizada o libre, su práctica lleva asociada un grado de incertidumbre que no tienen otros deportes más reglamentados y limitados en el espacio. Este elemento de incertidumbre ha resultado un estímulo a la hora de popularizarlos.

Cabe destacar que, en general, su espectacularidad ha conseguido atraer patrocinadores que han ayudado a desarrollarlos y ha favorecido la aparición de nuevo material deportivo, que en muchas ocasiones resulta una variante de otro ya existente. También ha influido de manera importante a su impulso el Libro Guinness de los récords, que desde que se creó ha fomentado la práctica de actividades más o menos curiosas relacionadas con el deporte.

En Estados Unidos, el conjunto de actividades deportivas de riesgo agrupa con el nombre de Extreme Games ( ‘juegos extremos’), que desde mediados de 1990 ha conseguido reunir en festivales anuales. Pero la falta de un organismo federativo aglutinador en el ámbito mundial ha comportado la dispersión organizativa y ha dificultado la clasificación de conjunto, que se puede presentar en función de la localización de las diferentes prácticas deportivas consideradas de riesgo.

A pesar de que la montaña es el escenario principal, también se realizan en otros lugares naturales -como las playas- o urbanos, e incluso en medios diferentes, como el aéreo o el acuático.

Cualés son los deportes de aventura más conocidos?

Lista con ejemplos de los nombres de cada deporte de aventura que tiene la finalidad de descargar adrenalina:

Paracaidismo

Deporte aéreo que consiste en lanzarse desde un avión con un paracaídas, evolucionar en el aire en caída libre hasta abrirlo y terminar el descenso de manera controlada.

Hay diversas disciplinas; las dos más antiguas son el aterrizaje de precisión, que consiste en aterrizar procurando acercarse lo máximo posible al punto central de un área fijada previamente, y el estilo clásico, en el que durante la caída libre es necesario ejecutar una secuencia de figuras obligatorias en el mínimo tiempo posible.

El estilo libre (freestyle) consiste en hacer una secuencia de figuras no obligatorias en un tiempo reglamentado y el vuelo libre (free-flying) se basa en la realización de figuras no obligatorias, normalmente en grupos de dos o tres saltadores, que pueden alcanzar grandes velocidades.

El surf aéreo (sky surf) consiste en ejecutar varias figuras y piruetas durante la caída libre con una tabla de surf fijada a los pies. Por otra parte, el vuelo en formación (o trabajo relativo) es una disciplina de grupo consistente en llevar a cabo, con un tiempo reglamentado y durante la caída libre, el máximo número posible de figuras con los paracaidistas cogidos entre sí.

Las especialidades más habituales son las de cuatro y ocho saltadores.

El vuelo en formación con campana (o trabajo relativo con campana) consiste en ejecutar, con el paracaídas abierto, una serie de figuras obligatorias con los paracaidistas cogidos entre sí.

Otra posibilidad más minoritaria es el pilotaje de campana, en el que se valora la velocidad, la distancia recorrida y la precisión del aterrizaje

Barranquismo

Práctica deportiva que consiste en seguir el curso de un río o de un torrente, combinando la natación y diferentes técnicas procedentes de campos como la escalada y la espeleología.
Aunque se popularizó en las últimas décadas del siglo XX, sus precedentes son de finales del siglo XIX. Entre los primeros exploradores cabe mencionar Lucien Briet, que en 1903 hizo un inventario de los desfiladeros altaragonesos, a los que dedicó varios años, y Édouard A. Martel, que exploró algunos barrancos del País Vasco francés.

Esta práctica entró en España como actividad de investigación científica en los años sesenta del siglo XX, de la mano de personas como Pierre Minvielle, que fue uno de los descubridores de la sierra de Guara. En la década siguiente surgieron los primeros grupos españoles, entre los que cabe destacar el grupo de investigaciones espeleológicas Peña Guara o la Sociedad Aragonesa de Espeleología, y catalanes como la SIE del Centro Excursionista Águila.

El descubrimiento de los desfiladeros catalanes se produjo en los años noventa, y entre las personas que más se dedicaron cabe mencionar Edu Gómez y Miquel Soro, autores de la primera guía catalana de esta especialidad. Un hito muy importante fue la apertura de la ruta por Núria en 1990, precedida por la exploración del torrente de la Curva, también en el Ripollès, el año anterior por un grupo de la Agrupación Excursionista Granollers, que también se internó el Nuria, pero que tuvo que abandonar por una crecida del río. A partir de ahí se abrieron la mayoría de recorridos que hoy en día se pueden llevar a la práctica.

Kite surf

Deporte acuático que consiste en deslizarse sobre la superficie del agua con una plancha de kitesurf, arrastrado por una cometa de tracción y haciendo saltos y acrobacias. En los países anglosajones es conocido como kitesurfing o kiteboarding, mientras que los francófonos se le denomina flysurf, kitesurf o surf-volante. Comprende las disciplinas de regata, estilo libre, ondas, slalom y velocidad. Los primeros que utilizaron cometas para arrastrar embarcaciones fueron los marineros y pescadores de China, Indonesia y la Polinesia durante los siglos XII, XIII y XIV. El inventor del kitesurf moderno fue el holandés Gijsbertus Adrianus Panhuise, que en 1977 patentó el primer sistema de navegación sobre una tabla de surf movida por una especie de paracaídas.

En los años ochenta Arnaud de Rosnay y Andreas Kuhn realizaron varias pruebas con nuevos prototipos. Pero fueron los hermanos franceses Dominique y Bruno Legaignoux que, después de la primera exhibición en 1985, desarrollaron modelos de estrella similares a los actuales. En 1987 patentó el primer estrella que podía despegar desde el agua y al principio de los años noventa empezaron a comercializarlos. La popularidad del kitesurf aumentó, especialmente porque surfistas y windsurfistas de renombre, como Laird Hamilton o Robby Naish, se interesaron y en divulgaron la práctica. La primera competición en la que se practicó el kitesurf fue el Mundial del Viento, creado en Francia en 1998. El mismo año se organizó el primer Kiteboard Pro World Tour (KPWT) y, poco después, el primer Campeonato del Mundo de la Professional Kiteboard Riders Association (PKRA). Hay dos órganos rectores del kitesurf a escala mundial: la Asociación Internacional de Kiteboarding (IKA), fundada en 2008 bajo el cobijo de la Federación Internacional de Vela (ISAF), y que da la oficialidad al PKRA World Tour, y la Federación Internacional de Kiteboarding (IKF), que concluye que el Campeonato del Mundo oficial es el KPWT.

También es una competición destacada el Campeonato de Europa de estilo libre, conocido como Kitesurf Tour Europe (KTE). En el año 2012 el kitesurf fue admitido en el programa de los Juegos Olímpicos de Río (2016), pero unos meses después se descartó la presencia. Algunos de los países donde el kitesurf está más implantado son Australia, Estados Unidos, México, Argentina, Venezuela y varios países europeos bañados por el océano Atlántico, como Alemania y Holanda, y también por el Mediterráneo, como Francia y España

Parapente

Modalidad del vuelo libre en la que uno se lanza desde una pendiente con una vela curva rectangular, sin armadura y un arnés que cuelga para el piloto, que permite hacer ascensiones y cambios de dirección aprovechando las corrientes de aire.

Puenting

Deporte de aventura que consiste en lanzarse desde un puente sujetado por un arnés a una cuerda ligeramente elástica, que deja el saltador suspendido en el aire.
El origen proviene de la isla de Pentecostés, Vanuatu, en el Pacífico Sur. Como ritual para convertirse en hombres adultos, los jóvenes hacían saltos desde unas plataformas de madera con una liana atada a los pies. David Attenborough fue el primero que habló en un documental escrito en 1960. El primer europeo que hizo un salto de puente fue el escalador Helmut Kiene, que en 1973 se lanzó desde un puente del río Cailles ligado a otro puente a 50 metros de distancia y consiguió un gran movimiento de péndulo. Más adelante, en 1979, un grupo de miembros de la Oxford Dangerous Sport Club se lanzaron desde el puente de Clifton (Bristol, Inglaterra), con una técnica similar, pero con cuerda elástica y con lanzamiento vertical. Poco después también saltaron desde el Golden Gate y el Royal Gorge, en EEUU, y en 1982 hicieron saltos desde una grúa y desde un globo aerostático. Una de las máximas autoridades en el ámbito mundial es Alan John Hackett, que hizo su primer salto en el puente de Greenhithe (Auckland, 1986). Posteriormente también saltó desde la torre Eiffel (1987) y fue el primero en crear una empresa comercial que daba saltos de puente, fundada en Queenstown, Nueva Zelanda, en 1988. A partir de los años noventa el puenting se popularizó como deporte de aventura y deporte extremo en todo el mundo.

Escalada

La escalada, que consiste en subir paredes verticales utilizando tanto las extremidades inferiores como las superiores con el objetivo de vencer la dificultad, es un ejemplo. Cuando se suben grandes alturas suelen emplear equipos de protección, pero algunas formas de escalada libre, sin cuerda, como la integral o el psicobloc (deep-water soloing) -que consiste en escalar paredes de una altura considerable, habitualmente sobre el agua-, conllevan un alto riesgo, sobre todo si se hacen en solitario.

Las dos últimas décadas se han popularizado formas de escalada que no tienen lugar en la montaña, sino que se practican en espacios artificiales, como los rocódromos y los bloques, los que se asciende utilizando tomas. Otra práctica derivada del montañismo es el descenso de barrancos, o barranquismo. Consiste en progresar por el lecho de un río o un torrente, que puede presentar un recorrido muy variado: tramos con poco caudal o incluso secos, puntos con charcos y pozas profundos y otros tramos con cascadas de varias alturas, incluyendo también terrenos con vegetación o desérticos. Para superar los cambios de recorrido, hay que caminar, nadar, desgrimpar o hacer uso de una progresión más técnica con cuerdas utilizada generalmente en la espeleología, en particular el descenso en rápel. Requiere una formación completa, conocimientos y habilidades específicas. Aunque se puede hacer en solitario, por seguridad se practica habitualmente en grupo, y se debe tener una experiencia mínima y disponer del equipo adecuado para su desarrollo. El equipamiento personal y colectivo varía mucho según las características de cada descenso, pero son imprescindibles una mochila con drenaje para el agua, calzado específico de barranquismo o de trekking, traje de neopreno, casco, arnés, descensor y cuerdas.

El movimiento excursionista también fomentó la práctica de los deportes de invierno en Cataluña a principios del siglo XX, principalmente en los Pirineos. El Valle de Aran, la Cerdanya y el Pallars son las zonas que concentran la mayoría de instalaciones y localizaciones donde se pueden hacer estos deportes, que desde los años noventa han tenido un aumento considerable de practicantes. El esquí extremo es una disciplina de esquí alpino practicada como esquí fuera pista que consiste en hacer un descenso por pendientes muy pronunciadas y de un elevado grado de dificultad. Esta práctica es muy similar al heliesquí, que consiste en transportar los esquiadores en las cimas de las montañas mediante un helicóptero, ya que son zonas muy inaccesibles, para que se lancen por fuertes pendientes de nieve virgen. Cuando se utiliza una plancha para deslizarse sobre la nieve en vez de esquís, se habla de snowboard, o snowboarding, que también presenta las variantes de surf fuera pista y helisurf. Otras formas de desplazamiento sobre la nieve son el paraesquí, que consiste en subir una montaña a pie o escalándola ya bajar despegando con un parapente y los esquís, y el trineo de vela, que es el más rápido de los deportes de invierno.

Moto trial

Esquí

Snowboarding

Rafting

Práctica deportiva que consiste en bajar por aguas bravas en una embarcación neumática con capacidad generalmente para unas ocho personas.
Se compone de cuatro disciplinas: sprint, slalom, descenso y uno contra uno. Es considerado un deporte de aventura y también se practica con fines recreativos.

El primer descenso turístico de un río de aguas bravas se realizó en 1909 en el río Colorado, el Gran Cañón (EE.UU.); el 1938 tuvo lugar el primer descenso con embarcación neumática. No fue hasta la década de 1970 que el rafting se consolidó como actividad recreativa. En 1980 se popularizó y se extendió a Canadá y llegó a Europa a través de Francia. Por otra parte, la URSS también fue uno de los países pioneros y 1978 se organizó el Chuy Rally, una de las primeras competiciones de rafting. La primera competición internacional fue el Project RAFT, creada en 1989 por palistas de EE.UU. y de la URSS. Tuvo lugar en el río Chuy, Siberia (1989); al río Nantahala, EEUU (1990); los ríos Reventazón y Pacuare, Costa Rica (1991); al Çoruh, Turquía (1993), y al Dora Baltea, Italia (1994). Entre 1991 y 1994 también se disputó el Campeonato de Europa de Rafting. En 1995 nació la Camel White Water Challenge (CWWC), con una línea más competitiva, que se disputó hasta 2001 mayoritariamente al río Zambezi (Zimbabwe). En 1997 se organizó una prueba de rafting en los Juegos Mundiales de la Naturaleza y se fundó la Federación Internacional de Rafting (IRF), que celebró el primer Congreso mundial durante la competición CWWC. Esta tuvo estatus de Campeonato del Mundo entre 1998 y 2000, y a partir de 2001 se disputó el primer Campeonato del Mundo de manera independiente. Desde el 2000 también se organiza el Campeonato de Europa y desde el 2003, la Copa de Europa de Clubes.

El rafting fue introducido en Cataluña en 1984 por un grupo de palistas franceses que realizaron el primer descenso de la Noguera Pallaresa. En 1987 Xavier Gabriel Lliset fundó en Sort la primera empresa del Estado dedicada al rafting y dos años después Sort y Llavorsí tenían varios clubes y empresas especializadas. En aquella época se crearon los primeros equipos de competición. Aleix Salvat Faura fue jefe de la selección estatal en el primer Campeonato de Europa (1991). Posteriormente el equipo de Yeti Emotions, Llavorsí, ganó el primer Campeonato de España (1994), con Jordi Bergadà, Ferry Cano, Juan Belmonte, Ramón Barbé, Xavier Rodríguez y Jordi Puig.

Este éxito les permitió participar en el Campeonato del Mundo de rafting o Project RAFT (1994), en la que consiguieron la medalla de bronce en una de las pruebas. En 1995, dentro del programa de competiciones del Rally Internacional de la Noguera Pallaresa, se incluyó la primera Copa de España de rafting. En resultó vencedor el equipo del Parque del Segre de la Seu d’Urgell. En 1997 el Consejo Superior de Deportes consideró el rafting como modalidad deportiva y se disputó la primera Copa de España oficial. En 1998 tuvo lugar el primer Campeonato de España oficial en Sort y resultó vencedor el Club Cadí Canoe Kayak. Poco después se proclamó campeón de España el Club Náutico Mig Segre (2002), con Toni Herreros, Gerard López, Jordi Pedescoll y Joan Baró. También destacaron el Club Cadí CK y el X-TA RocRoi. Posteriormente la Asociación Deportiva Pallars ganó dos campeonatos de España consecutivos, en 2008 con Ramón Barbé, Eduard Clapés, Jan Cano y José Foz, y en 2009 con Albert Aixàs, Oriol Bosch, Pau Clotet y Raimon Monterde. En el año 2009 la mayoría de los palistas de la AE Pallars representaron España en el Campeonato del Mundo. La Federación Catalana de Piragüismo ha organizado esporádicamente competiciones de rafting, aunque una de las más destacadas es el Open Internacional de Rafting nocturno de la Noguera Pallaresa. Otros clubes catalanes que practican el rafting son el Club de Piragüismo Salt-Ter, el Club Náutico Mig Segre o el Sícoris Club. El principal río donde se puede practicar rafting en Cataluña es la Noguera Pallaresa, en la que se han disputado varias ediciones del Campeonato de España, pero también se puede practicar en el Noguera Ribagorzana, en el Garona o en las instalaciones del Parque Olímpico del Segre. Aparte de Sort y Llavorsí, también hay empresas especializadas en poblaciones como Rialp, Viella y Esterri d’Àneu.

Moto Trial

Modalidad de motociclismo fuera de asfalto que consiste en superar tramos accidentados y obstáculos naturales o artificiales sin poner los pies o ninguna otra parte del cuerpo en el suelo.
Las motocicletas, preparadas especialmente para la práctica de este deporte, son muy ligeras, sin asiento y con las ruedas medio desinfladas. Inicialmente, eran motos de cuatro tiempos, hasta que llegaron los modelos de dos tiempos. Las zonas del recorrido son non-stop y se caracterizan por estar llenas de rocas, troncos, charcos, ríos, raíces, etc. Aunque no se cronometra, hay un límite de tiempo generoso para completar cada zona. Los pilotos salen de uno en uno, por turnos, y tienen sólo una oportunidad de superar los obstáculos. Generalmente, las pruebas constan de tres vueltas. Todos los pilotos llevan una tarjeta, en la que los jueces marcan los puntos de infracción cometidos cuando el piloto toca el suelo con el pie. De este modo un pie es un punto, dos pies dos puntos, tres pies tres puntos, etc. El piloto con menos puntos gana la prueba. Una puntuación de cero llama limpiar la zona, mientras que una de 5 puntos es conocida como fiasco. Han derivado del trial las modalidades en pista cubierta de motociclismo, el trial en bicicleta (bicitrial), con sidecar (sidecar trial), en coche 4 × 4 (autotrial) o con camión (truck trial o LKW Trial). El nombre trial proviene del inglés y significa ‘prueba’ o ‘ensayo’ y actualmente es el derivado del nombre original, observed trial. Tiene su origen a principios del siglo XX en Inglaterra, concretamente en las zonas rurales. Practicado inicialmente como un entrenamiento para pilotos de otras disciplinas, ya que priorizaba el equilibrio y mejoraba el nivel de pilotaje, poco a poco se fue introduciendo en toda Europa. Aunque en las islas Británicas los primeros Seis Días de Escocia de Trial datan de 1909, no fue hasta los años sesenta que la Federación Internacional de Motociclismo impulsó la primera competición, la Challenge Henry Groutards, en honor a uno de sus valedores, y que acabó convirtiéndose en el Campeonato de Europa (1968) y en el Campeonato del Mundo (1975), llamado X-Trial en su versión en pista cubierta (2011).

Esquí naútico

Deporte que consiste en deslizarse sobre el agua manteniendo el equilibrio sobre unos esquís especiales mientras se es remolcado a gran velocidad por una lancha con motor.
Los esquís son similares a los utilizados en la nieve, algo más anchos, curvados por el extremo delantero para montar las olas. Tienen una especie de calcetines de goma donde se colocan los pies. El esquiador es arrastrado por una cabeza de 21,9 m de largo que termina en una empuñadura similar a la de un trapecio de circo. La primera dificultad es en la salida, cuando la lancha todavía no tiene suficiente velocidad y el esquiador debe mantener un equilibrio precario. Naturalmente, es un deporte íntimamente ligado a la motonáutica, y como aquella se puede desarrollar básicamente en dos medios: el mar y las aguas interiores (lagos, pantanos o canales).

El esquí náutico, también llamado esquí acuático, consta de varias disciplinas: la agrupación de las especialidades denominadas clásicas, las carreras, el monoesquí, el wakeboard y el cablesquí. La disciplina clásica agrupa tres pruebas específicas: el slalom, las figuras y los saltos. La primera consiste en recorrer un campo de slalom de 250 m de largo y 23 m de ancho, con seis boyas que delimitan el espacio por donde ha de pasar la embarcación a una velocidad máxima de 58 km / h. La prueba consiste en superar todas las boyas haciendo viradas en zigzag. En el primer recorrido se utiliza una longitud de cuerda de 18,25 m, que se va reduciendo progresivamente en cada pasada por el circuito (16; 14,25; 13; 12; 11,25; 10,75; 10,25 y 9,75 m) con lo que aumenta la dificultad de cada recorrido, ya que la velocidad que alcanza el esquiador es cada vez más elevada. Las figuras son una prueba de concentración, equilibrio y habilidad estética. El esquiador presenta al jurado su programa de figuras, que deberá completar estrictamente a lo largo de la pasada por un campo de 175 m de longitud, delimitado por dos boyas de entrada y dos de salida, que sirve de escenario de la su actuación. La velocidad de la pasada es constante y controlada por el mismo esquiador. Los saltos se hacen mediante un trampolín que varía entre 1,50 y 1,80 m de altura en función de la categoría a la que pertenezca el esquiador. El objetivo es conseguir la máxima longitud posible en el salto, medida desde la salida del trampolín hasta el punto de contacto del esquiador con el agua. La velocidad alcanzada puede llegar a los 70 km / h, pero nunca puede bajar de los 20 km / h. Se pueden ver saltos de entre 65 y 75 m de longitud.

En las carreras se utilizan embarcaciones con motores de gran cilindrada que propulsan el esquiador por un recorrido delimitado por tres boyas lo más rápido posible. Las competiciones duran entre 30, 45 y 60 minutos, según la categoría. En esta disciplina es muy importante el entendimiento y la coordinación entre los tres miembros que forman el equipo: el esquiador, el piloto y el copiloto o observador. En verano de 1970 se organizó el primer Campeonato de España de carreras de esquí náutico con la participación de treinta y dos embarcaciones. Consistió en un recorrido de ida y vuelta entre Arenys de Mar y Mataró, de 13 millas, que ganó el equipo Diamante del CN ​​Mataró. En 1973 se organizó, también en Arenys de Mar, el primer Campeonato de España de velocidad por relevos. El monoesquí se practica con un único esquí, más ancho, en el que el esquiador fija ambos pies. El wakeboard o wakeboard es una disciplina aparecida a partir del surf en la que el esquiador utiliza una plancha en lugar de dos esquís. Se pueden hacer saltos, virajes, rotaciones y figuras espectaculares. En Cataluña, la Federación Catalana de Esquí Náutico organizó el primer Circuito de Wakeboard en 1999. La última disciplina es el cablesquí, que utiliza un aparato mecánico situado alrededor de una superficie de agua para remolcar el esquiador a una velocidad constante. Se trata de un sistema de arrastre del esquiador sin utilizar embarcaciones. Puede haber obstáculos o rampas para saltos a lo largo del recorrido. Hacia 1960 se introdujo esta práctica en España.

El origen de este deporte ha sido siempre discutido. Parece que se desarrolló de forma paralela en Francia y en los Estados Unidos durante la década de 1920. Son bien documentados los orígenes americanos, ya que en 1922 el norteamericano Ralph William Samuelson hizo las primeras pruebas con unos esquís sobre el agua . Se dice también que por la misma época el conde Maximilian de Pulaski popularizó esta práctica a Jean-les-Pins (Francia). En todo caso, no fue hasta 1946 que se definió un reglamento internacional. En la Exposición Internacional de París de 1937 se hicieron exhibiciones, pero el esquí náutico se popularizó después de la Segunda Guerra Mundial. En 1971 se disputó en Banyoles el primer Campeonato del Mundo. Con motivo de los Juegos Olímpicos de Múnich (1972) fue presentado como deporte de exhibición en Kiel. En los Juegos Olímpicos de Antenas (2004) se intentó de nuevo que el esquí acuático fuera incluido entre los deportes olímpicos, pero sin éxito. La International Water Skiing Federation es el organismo que reúne a los practicantes de todo el mundo.

Speed ride

El speedriding es el nuevo deporte de invierno a alta velocidad, combina las sensaciones de las curvas de esquí con la magia del vuelo en parapente. Gracias a un mini-parapente añades una 3ª dimensión al esquí! Te permite bajar más rápido, esquiar zonas inaccesibles, despegarse té del suelo cuando quieras y sobrevolar obstáculos. la montaña se hace más grande!

Para quién es?
No es un deporte de élite! Aprender los fundamentos básicos de vuelo en parapente se hace mucho más fácil y rápido con estos mini-parapentes. Sólo se requiere un nivel bueno de esquí, ser capaz de bajar por cualquier tipo de nieve.

Cada speedrider puede determinar la disciplina donde se sienta más cómodo y seguro: desde bajar pistas pisadas con giros conducidos y algún salto de no más de 10 metros o bien los más atrevidos que quieran explorar zonas de fuera-pista y sobrevolar precipicios.

equipamiento
Esquís de pista (no se utilizan los palos), casco y un mini-parapente con arnés y mochila. Este equipo está creado por las marcas de parapente más reconocidas internacionalmente y diseñados específicamente para el speedriding.

Snowboarding

Deporte de invierno que consiste en deslizarse por la nieve manteniendo el equilibrio sobre una plancha.

Recuerda porque es mas facil desplazarse en la nieve con esquís y no con calzado corriente:

Hay algunos pies (o metros) de nieve recién caída afuera de su puerta. Si intenta caminar hacia su automóvil con solo sus zapatos tenis o botas, sus pies se hundirán a través de la nieve hasta el suelo, dejándolo con los pies mojados y la ropa húmeda.

Centrándonos en el tema: Existen varias modalidades: el surf de estilo libre, o freestyle (dentro de la cual está el medio-tubo, la competición de parque y el big air), el cross, o snowboard cross, y el eslalon paralelo (que incluye el slalom paralelo gigante).

La primera plancha para deslizarse sobre la nieve, sin fijaciones y con una cuerda atada a la espátula, fue inventada por Sherman Poppen en 1965 y fue bautizada con el nombre de Snurfer, que hace un juego de palabras con snow ( ‘ nieve ‘) y surfer (‘ surfista ‘). A partir de entonces, varios surfistas de EE.UU. interesaron por esta actividad invernal y comenzaron a practicarla en las Montañas Rocosas. Al principio de la década de 1970, Dimitrije Milovich patentó el primer modelo de tabla de surf de nieve, y poco después aparecieron nuevos modelos de Tom Sims, Mike Olson y Jake Burton.

Este último innovó en el diseño de las planchas y incorporó las fijaciones. En 1982 se organizó el primer Campeonato de EE.UU. de Snurfer, que incluyó pruebas de slalom y de descenso, y fue el punto de partida del snowboard en el ámbito competitivo. En 1983 Jake Burton organizó el primer Campeonato de snowboard de EE.UU. y Tom Sims, el primer Campeonato del Mundo de medio-tubo a Soda Springs, EEUU.

Ese mismo año el snowboard llegó a Europa a través de la película Apocalypse Snow, filmada en los Alpes, y empezaron a emerger las primeras competiciones. En 1985 se creó la Mount Baker Legendary Banked Slalom en EEUU y se disputó la primera Copa del Mundo en Austria. En 1987 se creó la Asociación Norteamericana de Snowboard (NASBA), que, junto con la Asociación Europea de Snowboard (SEA), organizó la primera Copa del Mundo unificada (1988), con dos pruebas en Europa y otras dos en EEUU.

En 1990 se fundó la Federación Internacional de Snowboard (ISF), que poco después organizó el primer circuito profesional, la ISF Pro Tour, y en 1993 su primer Campeonato del Mundo. En 1994 la Federación Internacional de Esquí (FIS) aceptó el snowboard como deporte; sin embargo la ISF se mantuvo al margen de la FIS, por lo que durante varios años se disputaron en paralelo competiciones internacionales de snowboard. La FIS organizó su primera Copa del Mundo en 1994, su primer Campeonato del Mundo en 1996 y su primera Copa de Europa en 2000

Los deportes aéreos aparecen en Cataluña en el primer tercio del siglo XX, a partir de la construcción de los primeros aeródromos y la constitución de los aeroclubes pioneros, pero no fue hasta los años noventa que se introdujeran los vuelos libres o sin motor, como el parapente o el ala delta. El hecho de lanzarse desde una montaña con un planeador, por el riesgo que conlleva, también se considera un deporte de aventura. Otras prácticas aéreas son la aerostación, que utiliza un globo aerostático para volar; el paracaidismo, que consiste en lanzarse desde un avión, evolucionar en el aire en caída libre hasta abrir el paracaídas y terminar de manera controlada el descenso, y el parasailing, que consiste en desplazarse en el aire con un paracaídas ascensional remolcado por una embarcación rápida.

En cuanto al medio acuático, cabe destacar el rafting, que consiste en bajar por aguas bravas en una embarcación neumática con capacidad generalmente para unas ocho personas. El descenso de un río también se puede hacer con otros elementos, como trineos o esquís especiales, y da lugar a hidrospeed, el hidrobob y el esquí de río, en el que el esquiador se ayuda de un remo de doble pala. En el mar se puede practicar el surf sin plancha, que consiste en dejar deslizar el cuerpo manteniendo el equilibrio sobre las olas, generalmente con la ayuda de unas pequeñas palas ligadas a las manos para dirigir los movimientos en el agua, mientras que el kitesurf se caracteriza por el uso de una cometa de tracción que arrastra el surfista sobre la superficie del agua y le permite hacer saltos y acrobacias. Si el deslizamiento se produce sobre la arena, normalmente de la playa, se denomina surf de arena, que también se puede practicar en el desierto aprovechando la pendiente de las dunas.

El salto de puente y el salto elástico son deportes de riesgo que consisten en lanzarse desde un puente o una plataforma elevada sujetado por unas cuerdas o gomas, dando un salto en forma de péndulo. La localización de estas prácticas es más flexible y puede tener lugar en plena naturaleza o en un ámbito urbanizado.

El concepto de deporte de aventura se ha popularizado mucho en Cataluña desde los años noventa y ha permitido el desarrollo de nuevas prácticas consideradas de riesgo en muchos lugares del territorio catalán que por sus características resultan muy apropiados. Desde los Pirineos hasta el delta del Ebro, toda una serie de montañas, ríos y zonas costeras han facilitado la práctica de los deportes de aventura en Cataluña. En el ámbito socioeconómico, estas prácticas deportivas han permitido a muchos territorios promocionarse turísticamente, sobre todo por medio del llamado turismo activo, y han servido de impulso al crecimiento demográfico y económico.

Desde 2010, la Agencia Catalana de Turismo ha creado TransCatalunya, una ruta que permite recorrer Cataluña en bicicleta de montaña, enlazando diferentes centros BTT que forman parte de la red catalana. Esta es una ruta de largo recorrido, que suma más de 1.200 kilómetros, y se puede hacer por etapas, siguiendo los diferentes itinerarios diseñados. Cada etapa ofrece varios niveles de dificultad, con desniveles que oscilan entre los 40 y los 2.800 metros. En total, la ruta consta de 23 etapas, que son agrupadas en cinco itinerarios, según su área geográfica: Cataluña Central-Pirineos, Mediterráneo, Poniente, Costa Brava-Pirineu de Girona y Valle de Aran.

En Cataluña, los deportes nivales sólo se pueden practicar en las zonas más elevadas de los Pirineos, que presentan una importante red de pistas de esquí, mientras que los deportes de montaña se desarrollan principalmente en zonas de los Pirineos, Prepirineo y Cordillera Prelitoral. Además, hay instalaciones o posibilidades de practicar los deportes aéreos en Cataluña, pero destacan como zonas principales las comarcas del Alt Empordà, el Vallès Occidental, Noguera, Osona o el Bages. Los deportes acuáticos se hacen tanto a toda la franja litoral como en algunas cuencas fluviales, como por ejemplo las de la Noguera Ribagorçana, Noguera Pallaresa o el Segre. En este caso también hay que tener en cuenta la presencia de los embalses, principalmente los prepirenaicos, como escenario de estas prácticas.

Las actividades de riesgo no paran de renovarse constantemente en busca de nuevos desafíos que ponen en duda las leyes de la gravedad. Tanto deportistas que dedican su vida a estas prácticas como aficionados encuentran en la velocidad, la altura, la nieve o las aguas torrenciales la forma de desatar la adrenalina

Los deportes de aventura están en auge y viven actualmente su período de máximo esplendor. Algunos expertos en la materia como el Cardiólogo deportivo, Norberto Debbag, opinan que crecen en popularidad en todo el mundo, sobre todo, entre los jóvenes. Otros, como Hernán Altamore, director general del Skydive Barcelona, ​​creen que esta tendencia se debe a anuncios de televisión, como el del salto desde la estratosfera. Quienes los practican no sólo compiten contra otros deportistas. También lo hacen contra las dificultades que presenta el medio que los rodea.

El sueño de volar es probablemente tan antiguo como la humanidad. Los chinos fueron los primeros que desarrollaron algo parecido a un paracaídas. En el siglo XV, el genio Leonardo da Vinci, estudió el vuelo de los pájaros y construyó un paracaídas de forma piramidal. A él le siguieron Fausto de Veranzio, Sebastián le Nomand y muchos otros que fueron poco a poco mejorando este invento. 1797 André Jacques Garnerin realizó el primer salto de exhibición sobre la ciudad de París.

Pequeños pasos y grandes saltos nos conducen hasta la actualidad, donde el paracaidismo ha consolidado como uno de los deportes de aventura más seguros. Al igual que el ser humano ha querido volar, también ha sentido curiosidad por ir a la velocidad de la luz, descubrir los fondos marinos o ascender a cimas que le permitan tocar el cielo. Muchas de estas prácticas se han convertido en deportes. Algunos tan clásicos y con tanta historia como el buceo, el esquí o la escalada, y otros más modernos como el “Speedride”, el “kitesurf” o el “sandboard”.

Es tal el auge de las actividades al aire libre que implican espíritu aventurero que, en tiempos de crisis, se han convertido en una oportunidad de explotación comercial. Existen empresas dedicadas al turismo de riesgo y otros que se encargan de poner en contacto a clientes con expertos en rutas, etc. Guías-MB está especializada en deportes de montaña.

Tienen una filosofía especial que los diferencia de otras guías corrientes. Su objetivo es que quien se apunte a una escapada de aventura por la montaña lo haga con la mayor autonomía, pero garantizando al mismo tiempo la seguridad. Guías-MB pone énfasis en que el guía es el acompañamiento que ayuda a conocer los rincones interesantes y encontrar la actividad que más se adapta a cada persona, lo que difícilmente se consigue sin una atención personalizada.

No olvides tampoco estos deportes:

Deportes de aventura, de riesgo o extremos
5 (100%) 3 votos